Los pocos libros que leí en 2013

2013 fue un año malo en cuestión del número de libros leídos: apenas cuatro. Peor aún, no resumí ninguna de esas lecturas. Sin embargo, no fue un año pésimo, dos de esos libros los leí en inglés y uno de ellos era una trilogía, así que en cierta forma realmente leí seis libros. Otra excusa barata es que leí bastantes artículos científicos en inglés. En fin, sólo para que no se pierda la bonita costumbre de escribir cosas en el blog, a continuación el micro resumen de estas lecturas:

Outliers de Malcolm Gladwell: En esta obra el señor Gladwell nos enseña lo que ya sabíamos: El éxito es producto del esfuerzo y el trabajo duro. Pero el autor va más allá y nos muestra a través de muchos ejemplos la razón del éxito, no sólo de un árbol, sino de un bosque. Es un libro que vale la pena leer más de una vez.

The Hunger Games de Suzanne Collins: El libro es bueno, no más. Hay momentos muy interesantes, pero le faltó sangre y le sobró miel.

Trilogía de la Fundación de Isaac Asimov: Por mucho este fue el libro que más me gustó este año. Ni duda cabe que desde la aparición del Mulo en la trama la historia te engancha en serio. Todo verdadero geek debe leer este libro.

Travesuras de la Niña Mala de Mario Vargas Llosa: Fue mi regreso a la literatura hispanoamericana y el primer libro que leí de Mario Vargas Llosa. Un libro cursi que tiene de todo. Es ese tipo de libro que te hace pensar “ojalá hubiese leído este libro en la secundaria”.

Leeré más en 2014

Aunque seguramente tendré menos tiempo libre en este año, trataré (nuevamente) de alcanzar la meta de leer más de veinte libros (y resumir al menos la mitad). Experimentaré leyendo dos al mismo tiempo, uno en inglés: The Lord of the Rings y otro en español: Ernesto Guevara, también conocido como el Che.

En 2013, vergonzosa y tristemente, dejé muchas lecturas a la mitad, espero corregir esa mala costumbre y leer con más seriedad. De la misma forma espero gastar menos tiempo en lecturas poco provechosas. Que así sea.

iWoz: How I read the autobiography of Wozniak and had enjoy doing it!

iWoz, hardcover

iWoz, hardcover

One of the things that inspire me is read about magical hackers. I have read iWoz: How I invented the personal computer, co-founded Apple, and had fun doing it. These people are the kind of people like we (the wannabes) want to become. Wozniak started from a very young age, he says his father was his teacher:

He never started out by trying to explain from the top down what a resistor is. He started from the beginning, going all the way back to atoms and electrons, neutrons, and protons […] I remember we actually spent weeks and weeks talking about different types of atoms and then I learned how electrons can actually flow through things- like wires.

Steve built with his friends, The Electronic Kids, a house-to-house intercom connecting about six houses, wow! Can you imagine that? Steve explains about the things he learned like Boolean algebra, only reading and rereading journals:

That’s the type of mathematics computers use. And I learned about De Morgan’s Theorem, which is what Boolean algebra is based on. And that’s how logic became the hearth of my existence, there in the fifth grade.

In his book Wozniak teaches us the the importance of building projects. Since childhood he participated in science competitions. He almost always won, but he says:

And that’s not important as the most important thing: that you’ve done the learning on your own to figure out how to do it […] For me it’s the engineering, not the glory, that’s really important.

When I read that part I thought lately I have not had very positive results in my projects but I kept working on them and according to iWoz that’s what matters.

Woz was a prankster. He built a device called the TV Jammer, device that let you jam a TV if you just dialed into the right frequency. He could play with the people who was seeing the TV.

About the politics

In a section of the book he talks about Bush, (I remembered things about Peña Nieto):

I voted for George W. Bush in 2000, because I thought it would be nice to have an average Joe kind of person in the White House instead of smart, well-educated one. Someone who could only speak in very small words. Okay, I’m joking.

He also recounts in the book how he escaped to go to war in Vietnam and what he thought about it:

I thought, what if I’m in Vietnam and I’m shooting at some guy? He’s just like me, that guy. He sits down just like I do. He plays cards and he eats pizza, or the equivalent of it, just like normal people I know. He has a family. Why would I want to hurt this person?

Three hackers together

Of course, he tells of how he met Steve:

Steve and I got close right away, even though he was still in high school […] We two Steves did have a lot in common. We talked electronics, we talked about music we liked, and we traded stories about pranks we’d pulled. We even pulled a few together.

Another hacker who must be named is Captain Crunch, the legendary hacker who created the blue boxes. Woz read in the magazine Esquire an article called: “Secrets of the Little Blue Box”, an article about phone phreaks:

These people were able to figure out that by just whistling certain tones into a phone handset, they could make telephone call within the Bell phone system for free […] The article also talked about the ethics these guys supposedly had. That it wasn’t just about free calls. One of the guys said he was basically trying to do a good thing by finding flaws in the system and letting the phone company know what they were.

The Steves got to call and contact to John Draper and also got to meet him:

So I asked, “Are you Captain Crunch?” And he said, “I am he”

Can you imagine three wizards together is like John, Ringo, Paul and George but about computers.

By the way, albeit Woz had the Blue Box he paid his calls:

I always told people how I was ethical phone phreak who always paid for my own calls and was just exploring the system. And that was true. I used to get huge phone bills, even though I had my Blue Box that would’ve let me make any call for free.

Steve worked in HP designing calculators, while he was working there he built a dial-a-joke that became really famous in Cupertino. He posed as Polish guy named Stanley Zebrazutsknitski. Wozniak always was building things, for example, he built with pure hardware a game like Pong. Pong was the first successful video game (first in the arcade, later at home), Pong came from a company called Atari:

All in all, I ended up with twenty-eight chips for the Pong design. This was amazing, back in the days before microprocesors. Every bit of the game had to be implemented in wires and small gates- in hardware, in other words. There was no game program- that is, a game in software for that someone could load. It was all hardwired.

Jobs worked at Atari, therefore he (Woz) had the opportunity to show his work to the people of Atari and they invited him to work in a new Pong game:

And Steve says, “Well, there’s a caveat. It has to be done in four days” […] I didn’t sleep for four days and nights during this project […]The bottom line of this history is that I actually did finish this project in four days and nights somehow, and it worked.

Wow! Someday, I guess one of these days I will play-hack for four days equal to Wozniak.

Maybe you know about the Homebrew Computer Club. After the firs meeting he attended he began to build what would be the first computer in the world: Apple I, I really liked the following paragraph:

You see, whenever I solve a problem on an electronic device I’m building, it’s like the biggest high ever. And that’s what drives me to keep doing it, even though you get frustrated, angry, depressed, and tired doing the same thing over and over. Because at some point comes the Eureka moment. You solve it […] I didn’t realize it at the time, but that day, Sunday, June 29, 1975, was pivotal. It was the first time in history anyone had typed a character on a keyboard and seen it show up on the screen right in from of them.

Well, if you are geek, nerd or newbie you must read this book. You will find many interesting stories.

My first book in English

I am learning English, and this book was the first book I have ever read in this language. The reading is easy, albeit I didn’t know some words I felt I understood all paragraphs.

Criptonomicón: Código Enigma, Resumen

Criptonomicón

Criptonomicón

Y frente al ordenador, aprendía habilidades nuevas, y creaba algo. Puede que fuese algo completamente inútil, pero al menos creaba.
Neal Stephenson

Buena novela de Neal Stephenson, como buen nerd algún día tenía que haberla leído (al menos la primera parte)…

Resulta interesante leer historias paralelas de tres personajes diferentes pero relacionados entre sí, dos de ellos protagonistas de la Segunda Guerra Mundial, el marine Robert “Bobby” Shaftoe y Lawrence Pritchard Waterhouse y el tercero un brillante hacker de nuestros tiempos Randall “Randy” Lawrence Waterhouse, nieto de Lawrence.

Bobby Shaftoe

El primero rodeado de una familia militar, con una preciosa novia que vive en Filipinas y una fama de guerrero. Las cosas empiezan a salir mal para Robert cuando empieza la guerra, jamás vuelve a ver a su novia y vive una experiencia sangrienta en un lugar llamado Guadalcanal. Después de eso se vuelve un héroe de guerra, pero también queda un poco tocado de la cabeza.

Lawrence

Lawrence es un tipo sin rumbo, en cambio es un brillante matemático poco apreciado por el sistema, esto se puede notar cuando le dan el puesto de xilófonista en el ejército porque no creen que sirva para más; en ese puesto experimenta el ataque a Pearl Harbor, después de eso es cuando se dan cuenta de sus aptitudes como criptoanalista.

Antes Lawrence había estado un tiempo en Princenton donde conoció a Alan Turing y a un alemán llamado Rudy von algo. Incluso tuvo cierto contacto con Einsten, a quien intenta plantearle un problema, sin embargo, iba tarde a una cita.

Son interesantes los clichés históricos que Stephenson deja al descubierto, como la homosexualidad de Alan Turing.

Randy

En el sentido de Tolkien, no en el sentido endocrinológico o de Blancanieves, era un enano.
Neal Stephenson

Randy quien igual que el abuelo no se preocupa mucho por su futuro, tiene a su novia Charlene y cuenta con un colaborador de negocios Avi Halaby, un tipo un poco obstinado con la seguridad de los mensajes, así que para comunicarse cifra sus mensajes con claves de 4096 bits. Randy, Avi y otros se embarcan en una aventura de negocios que consiste en crear una cripta/refugio de datos, hacen llamar su empresa Epyphyte Corp.. Pero las cosas no son tan simples, ellos juegan con fuego: Un famoso y peligroso sujeto conocido como “el Dentista” y otros ladrones están metidos en el juego. Incluso el mundo es tan pequeño que Amy nieta de Shaftoe está metida en este embrollo.

También podemos ver a otros personajes como Enoch Root, tipo docto y extraño, que nunca pierde la calma y siempre tiene algo interesante que plantear en situaciones complicadas. Fue él quien le salvó la vida a Shaftoe en Guadalcanal.

Llega un punto en la historia cuando las historias de Lawrence, Rudy, Alan, y Shaftoe se fusionan, el clímax de la guerra. El alemán forma parte del cuerpo de inteligencia del Eje y los otros tres son parte del Destacamento 2702 por parte de los Aliados.

Referencias a México

Una de las cosas que me llamó la atención en la novela fue las referencias que Stephenson hace de México:

  • … México es uno de esos países en los que los zapatos importan…
  • … Hace un par de semanas estuve en México… ¡Tienen bosques de plástico! […] los árboles cogen del aire las bolsas de plástico y quedan totalmente cubiertos. Se mueren porque la luz y el aire no pueden llegar a las hojas. Pero siguen en pie, totalmente envueltos en bolsas de plástico.

Lugares

La historia se desarrolla en distintos espacios geográficos: Filipinas (en ambos tiempos), a veces en Italia, en la nieve de Noruega, el Pacífico y en el sultanato de Kinakuta.

¿Por qué leer Criptonomicón?

Porque es una historia llena de muchos botones geeks bastante agradables: Un sistema operativo Finux ¿les recuerda algo? Una espía alemana de ojos verdes que hace el amor con un criptógrafo, detalladas referencias a conceptos criptográficos, números primos, un sultán que se mete al juego de las tecnologías, referencias históricas de la Segunda Guerra Mundial, entre otras muchas cosas. Una historia, que a mi gusto todo buen geek debe leer.

¿Se trata de un error o de algo increíblemente inteligente que todavía no comprendo?
Neal Stephenson

Los Robots de Asimov II

En esta ocasión les traigo la segunda parte del resumen del libro “Yo, Robot”. Ahora Greg y Mike se enfrentarán a un nuevo problema después de seis meses de vacaciones…

¿Un robot con amnesia?

El DV-5 era un robot minero peculiar, pues 6 robots más formaban parte de él, tal y como los dedos forman parte de la mano. Dave, como se llamaba el robot, se comunicaba con sus subordinados a través de campos positrónicos, pero como en las anteriores ocasiones algo no marchaba bien: Dave trabajaba sólo cuando era vigilado, no en caso contrario. Para resolver este nuevo acertijo Donovan y Powell decidieron entrevistar a Dave.

“No lo sé”, esa fue la respuesta de Dave ¿Amnesia? Eso era tan sólo una romántica analogía. Decidieron hacer otras pruebas y todo anduvo bien, su cerebro positrónico no tenía fallas ¿qué fallaba entonces con Dave?

Fuese lo que fuese Powell decidió vigilar a Dave a través de una visiplaca y no tardo mucho en ver un comportamiento extraño: ¡Los robots parecían ensayar una marcha militar! Fue entonces que decidieron entrevistar a uno de los “dedos” y preguntarle acerca de las ocasiones en que su amo decidió apartarse del esquema cerebral, el “dedo” recordaba esas ocasiones y declaró que recibió una orden que antes de ser interpretada fue interrumpida por otra que lo obligó a avanzar en una extraña formación ¿Cuál era esa primera orden? El robot respondió: “No lo sé”. Tendrían que descubrir esa orden, la cual sólo era dada cuando Dave se veía envuelto en una situación de peligro. La solución: provocarían un pequeño desprendimiento de tierra, bajaron a la mina, pero joder, quedaron atrapados, la única forma de salvarse ahora era encontrar a Dave… y allí estaba Dave, a quince metros de nuestros amigos.

Powell disparó tres veces, había derribado a uno de los robots subsidiarios, ahora Dave no tendría que transmitir una señal séxtuple, sino quíntuple, con lo cual la intensidad en el circuito de iniciativa personal disminuye… esa era la solución, como siempre y en palabras de Greg: “habían omitido lo evidente”.

La historia de Herbie

Herbie fue un robot único en su clase, ni antes ni después de él hubo uno igual…

Alfred Lanning y el matemático Peter Bogert platicaban acerca de Herbie, un robot capaz de leer la mente. Con ellos estaba Milton Ashe, el empleado más joven de la U. S. Robots y la doctora Susan Calvin ¿qué era aquello que hacía que el cerebro positrónico de Herbie se sincronizara con las ondas del pensamiento ajeno? Mientras no se supiese deberían conservar en secreto la existencia del RB-34, en tanto trabajarían para descifrar el enigma.

El trabajo más interesante sería el de la doctora Susan Calvin pues trabajaría directamente con el mismo Herbie. Y pasó lo que tenía que pasar; Herbie leyó en los pensamientos de la doctora Calvin su amor por Ashe y peor aún le dijo que este le correspondía también.

Bogert en cambio se había atrasado con su trabajo, por consejo de la doctora Susan, aunque de mala gana, visitó a Herbie para pedir algunos tips de lo que estaba haciendo. Herbie en cambio le dijo que no podría ayudarle en mucho pues Bogert era mejor matemático que él. Justo cuando estaba abandonando la sala decidió preguntarle algo al robot, este se le anticipó y le dijo que Lanning había dimitido a su puesto y finalizando el enredo en el que estaban él sería el nuevo director.

Pero Bogert seguía sin poder resolver el dilema, las hojas con cálculos aumentaban más y más. En eso estaba cuando Lanning entró a su despacho y empezó a discutir con él su desprecio al Efecto de Permanencia en el bombardeo positrónico argumentando que la Ecuación de Conversión de Mitchell no servía por la simple y sencilla razón de que había usado hiperimaginarios. En todo eso Herbie estaba de acuerdo. Eso cabreo a Bogert, si era tan bueno Herbie pues que resolviera el problema del despertador mecánico ¿Para qué tomarse la molestia de buscar no-esenciales? Pero según Lanning Herbie no podía hacerlo, habría que renunciar al proyecto… Eso no le gustaba a Bogert, al fin y al cabo Alfred era un fósil disecado que había dimitido ya, el jefe ahora era él… los dos estaban cabreados ¿Había dicho Herbie semejante cosa? Sólo él podría afirmarlo o negarlo…

Por otro lado un ilusionado Ashe le comunicaba a la doctora Susan sus planes de comprar una casa, la cual no sería para él solamente pues pensaba casarse… no, con la doctora Susan no era.

Herbie les había mentido a todos, siguiendo los impulsos de obedecer la Primera Ley de la Robótica no debería dañar a un ser humano, incluso sus sentimientos. Ahora estaban Alfred, Peter y Susan frente a Herbie tratando de sacarle la verdad al robot. Pero el robot se negaba a hablar, si hablaba heriría sus sentimientos, aunque igualmente lo hacía si no hablaba… La robotpsicóloga tuvo una idea entonces…

–Si hablas Herbie los hieres, pero si no hablas los hieres igualmente, pero si hablas igualmente los hieres, pero si no hablas…

Herbie se desplomó… se había vuelto loco.

El robot paseador

Nuestra siguiente aventura nos lleva a Hiperbase, donde la doctora Susan, Bogert y el general Kallner discuten sobre un robot perdido, o mejor dicho mezclado entre otros 72 robots y con la tendencia a esconderse. Y peor aún, un robot cuyo cerebro no tiene impresa toda la Primera Ley de la Robótica. Y es que el NS-2 tenía grabado en su cerebro “Ningún robot puede dañar a un ser humano”, suprimiendo así la parte que lo obligaba a entrar en acción si un agente externo pone en peligro al ser humano. A la doctora Calvin le daba igual destruir los 73 robots, al fin y al cabo nadie le consultó a la hora de construirlos, no así a Bogert y a Kallner, quienes veían en ello una pérdida millonaria.

Antes de que se extraviase fue Gerald Black el último en ver a Néstor 10 y también el último en hablar con él ¿Qué le dijo? Vete a pasear, pero aquello no era suficiente para la doctora Susan ¿Cómo lo dijo, en qué tono? Acompañado de una retahíla de palabras obscenas. Después de eso se hizo una entrevista a cada uno de los 73 robots, sin embargo no se encontraba a Néstor, uno de esos robots estaba mintiendo. Sería necesario hacer pruebas más profundas.

El verdadero problema con el Néstor 10 era que se consideraba más inteligente a sus superiores. Por lo tanto aunque no tenía necesidad de rescatar a un ser humano en peligro de muerte, lo hacía o convencía a los demás robots de no hacerlo si ellos mismos estaban en peligro de morir. Era necesario separlos o buscar una diferencia entre ellos… momento, había una diferencia, no todos estaban adiestrados en Física Espacial. La estrategia era engañar a los demás robots, Néstor 10 no sería engañado por saber más y de esa manera sería atrapado.

Por ahora es todo, después les resumo los capítulos restantes…

Los Robots de Asimov I

Hace poco tuvo lugar en la UJAT, como cada año, la Feria Universitaria del Libro, donde estuvo como invitado especial el escritor Héctor Aguilar Camín quien incluso presentó su más reciente obra, se realizó un concurso de cuento y otro de poesía (con premios muy buenos) y tuvimos la presencia además de muchas editoriales que durante una semana estuvieron rematando sus libros, fue allí donde adquirí “Yo, Robot” una de las obras maestras de Isaac Asimov, y es precisamente de este ejemplar de la cultura geek del que a continuación les escribo el primero de tres posts…

Las Tres Leyes de la Robótica

  1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño
  2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto cuando estas órdenes se oponen a la Primera Ley
  3. Un robot debe proteger su propia existencia hasta donde esa protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley

Manual de Robótica, 56 edición, año 2058.

Entrevistando a la Doctora Susan Calvin

La trama de esta colección de cuentos/novela es una entrevista con Susan Calvin la famosa robotpsicóloga de la U. S. Robots & Mechanical Men Inc. donde cuenta la larga travesía de su vida con los robots…

Robbie: el robot niñera

Robbie fue el primer robot doméstico de la historia, en aquella época cuando los robots aún no podían hablar. Robbie cuidaba de Gloria, una mocosita hija de los señores Weston. A los dos años de tener a Robbie en casa la señora Weston empezó a perder simpatía por la máquina y poco a poco fue siscando a su esposo para deshacerse de Robbie. Y lo logró, pero a qué precio, Gloria dejó de ser la misma, extrañaba a Robbie, a quien le contaba cuentos… La señora Weston intentó de todo para lograr que Gloria olvidará a Robbie, nada funcionaba. Fue entonces que el señor Weston decidió llevar a su familia a la U. S. Robots, con la intención de enseñarle a Gloria el proceso de ensamblaje de los robots, de esa forma la chiquilla ya no pensaría más en Robbie como en un ser vivo. Al menos eso fue lo que el señor Weston le dijo a su esposa, realmente todo era un truco para armar un reencuentro entre Gloria y Robbie. Y Robbie continuó como niñera de Gloria.

Las Minas de Mercurio

Gregory Powell y Michael Donovan estaban en un verdadero aprieto, tenía buen rato que habían enviado a Speedy en busca de selenio, pero el robot no volvía. Afortunadamente en la base aún existían los robots de la primera expedición… Todo era tan fácil como mandar a uno de esos robots por Speedy, pero esos robots estaban diseñados para “no funcionar” si antes no los montaba un ser humano. Fue así como montados cada quien en uno de esos robots de tres metros y con su respectivo insotraje puesto, salieron en busca del robot pérdido. Pero al encontrarlo se dieron cuenta de que este estaba ebrio, o al menos en un estado similar a la borrachera humana ¿Qué diablos le estaba pasando al modelo SPD-13? Speedy daba vueltas como loco sobre un yacimiento de selenio. Nuestros amigos se dieron cuenta entonces que la Segunda y Tercera Ley tenían en conflicto al robot. La única solución era echar andar la Primera Ley, para lo cual uno de los dos tendría que poner su vida en riesgo… Y fue Powell, quien sólo así hizo a reaccionar a Speedy. La expedición se volvió un éxito… su próxima misión sería en la Estación del Espacio.

Cutie un robot racional

Sería en la Estación del Espacio donde Donovan y Powell encontrarían una nueva aventura, esta vez con un robot QT-1: Cutie, un robot que razonaba. Así es, un robot racional que creía en sus propios postulados. Creía que el Transformador de Energía era el Señor, y en el mismo como profeta. Al principio fue sólo eso, pero todo se pondría color de hormiga cuando Cutie decidiera reemplazarlos en la sala de controles y es que Donovan había escupido al tubo-L. Ni aún cuando le fue mostrado a Cutie la creación de un robot en sus narices hubo de creer… Era cuestión de horas para que una tempestad de electrones cayera sobre la Tierra, esas horas pasaron. Quizás era mejor pensar que Cutie tenía razón… Pero la Primera Ley no había fallado, Cutie aún sin creerlo y/o saberlo había logrado mantener el haz dirigido exactamente hacia la estación receptora… dentro de una diezmillonésima de segundo de arco. Cutie podía dirigir la Estación sin problemas… ahora a Powell y su compañero los esperaba otra misión…

Pero por ahora eso es todo… más adelante resumiré los capítulos donde Asimov nos muestra más aventuras de Donovan y Powell, así como de los otros personajes del libro…

Back to the Future: Regresando de las GUI a la línea de comandos

¿Qué distingue a un profesional de las TI’s de quien no lo es? Con esta pregunta comenzó el Maestro José E. Álvarez E. su ponencia, desde el título prometía bastante y la verdad logró sobrepasar las expectativas que tenía… La plática estuvo llena de humor y bastantes buenos consejos para los aspirantes a hackers

La introducción fue bastante buena, una elegante presentación para un proyectro prometedor llamado AcademicCAD un clon opensource de AutoCAD. La traducción de GUI’s a Comandos, a través de reglas gramaticales. Una verdadera clase de Compiladores en apenas 10 ó 15 minutos.

Tenía que pedir aquellos slides a su dueño para compartirlos con toda la raza que lee el blog, conseguí las diapositivas y además tuve la chance de compartir impresiones con este personaje. Un momento bastante geek.

Y ya para finalizar, de lo que aprendí ese día les comparto una lista de buenos libros que todos los aspirantes a hackers debemos leer (tengo que aceptar que yo apenas conocía la mitad de estos títulos):

  • Hacker’s: Hackers. Heroes of the Computer Revolution de Steven Levy
  • The Hacker Crackdown: Law and Disorder on the Electronic Frontier de Bruce Sterling
  • In the Beginning was the Command Line
  • The Baroque Cycle
  • Cryptonomicon de Neal Stephenson
  • The Cuckoo’s Egg de Cliff Stoll

¿Se animan a leerlos?

Siete Libros Para Leer en el Bicentenario

Nota aclaratoria: Quiero escribir antes de todo que la siguiente lista es puramente personal. Son libros que me he puesto como meta leer antes que termine el 2010, algunos de estos ejemplares son sobrevivientes de la inundación tabasqueña del 2007, viejos libros olvidados de quién-sabe que año, algunos otros los voy a pedir prestado en la biblioteca de la Universidad y uno de ellos lo tengo en formato dígital. Aclaro también que la lista está bastante “tabasqueñizada”.

Sin duda alguna a esta lista le faltan muchos títulos importantes, quizás el año que viene lea un poco más. Si me alcanza el tiempo más adelante escribiré sobre “Los de Abajo” de Mariano Azuela, “Registro de causantes” de Daniel Sada“Cartuchos quemados” de Mario J. Domínguez Vidal, un escritor tabasqueño con un estilo bastante bueno. Esos títulos junto a “La región más transparente” del maestro Fuentes son los únicos libros mexicanos que he leído este año :(

Tomando en cuenta los proyectos que tengo para este semestre en la uni, la verdad es una meta bastante ambiciosa, pero ando con el sentir patrio bastante alto… así que ahí les va:

Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España

Es de los libros más viejos escritos en México, obra de Bernal Díaz del Castillo uno de los soldados que llegaron con Hernán Cortés. Está en la casa desde tiempos antiquísimos, incluso tiene un extraño olor a polilla. Al parecer el único que lo ha leído ha sido mi papá. No faltará quien diga que este libro no fue escrito durante el periodo de independencia, es verdad. Pero creo que en esta obra existe un valor inmenso para comprender nuestra historia.

El Laberinto de la Soledad

Del premio Nobel de literatura 1990: Octavio Paz. Este libro es una radiografía de la psicología del mexicano. Compré este libro cuando estaba en tercer grado de secundaria, apenas alcancé a leer los dos primeros capítulos. Ahora es el momento para retomar este magistral ensayo.

Yo Que de Tabasco Voy

Del Poeta de América, el orgullosamente tabasqueño Carlos Pellicer Cámara. Es una colección de poesías a veces románticas y a veces revolucionarias (le dedica una al “Che”). Este libro es parte de la colección de la UJAT.

Juárez, el Republicano

Material que la SEP regaló a los niños de primaria para conmemorar el año 200 del Natalicio del Benemérito de la Américas. Mi prima lo olvidó en la casa y estos meses son una excelente ocasión para darle lectura. Sobre todo por el hecho de que mi Alma Máter lleva su nombre. Su autora: Josefina Zoraida Vázquez.

Viaje por la Historia de México

Este libro/revista lo encontré hace pocos días en la casa. Es un resumen de la historia de México, el autor, Luis González y González es uno de los historiadores de más alto calibre del país. El libro está dividido de acuerdo a los pasajes más representativos del país desde “Los Orígenes de Mesoamérica”, pasando por “La Reforma” hasta llegar a “Fin de Siglo”. En cada uno de estos pasajes hay una pequeña biografía de los personajes o lugares más representativos de cada época. Creo que este pequeño libro me será fácil leer porque está lleno de bastantes imágenes y fotografías ;)

Merodeando a Malina, Doña Marina Malintzin

Escrito por el que para mi es el historiador más grueso de Tabasco (y no es que sea un gordito): Don Geney Torruco Sarabia. Escritor de otras obras interesantes como “Los nombres raros en Tabasco” y “Villahermosa, nuestra ciudad”. En este libro expone porqué realmente “La Malinche” no es una traidora. Sus ideas entran un poco en conflicto con las de Octavio Paz. Al parecer este libro forma parte del acervo de la UJAT.

La Raza Cósmica

Este es un ensayo de José Vasconcelos. Es un escrito bastante viejo, donde el filósofo mexicano escribe de la misión de la raza iberoamericana en este mundo. Para él somos la “quinta raza”. Las palabras de la persona que me lo recomendó fueron: “No sé de cuál fumo Vasconcelos para escribir este ensayo, está chingón.”

Pédro Páramo y El Llano en Llamas

De pilón y para cerrar con broche de oro el año. Voy a releer dos de los libros que marcaron mi vida. La novela de los fantasmas de Comala y la colección de cuentos de la vida mexicana son un deleite. En palabras sencillas: Juan Rulfo, un monstruo de la literatura universal.

¿Ustedes qué títulos recomiendan para la ocasión? ¿Qué título le falta a la lista? ¿Se animan a leer alguno de los anteriores? Bueno, eso es todo. Como decimos en Tabasco: ¡Adiu!