Los pocos libros que leí en 2013

2013 fue un año malo en cuestión del número de libros leídos: apenas cuatro. Peor aún, no resumí ninguna de esas lecturas. Sin embargo, no fue un año pésimo, dos de esos libros los leí en inglés y uno de ellos era una trilogía, así que en cierta forma realmente leí seis libros. Otra excusa barata es que leí bastantes artículos científicos en inglés. En fin, sólo para que no se pierda la bonita costumbre de escribir cosas en el blog, a continuación el micro resumen de estas lecturas:

Outliers de Malcolm Gladwell: En esta obra el señor Gladwell nos enseña lo que ya sabíamos: El éxito es producto del esfuerzo y el trabajo duro. Pero el autor va más allá y nos muestra a través de muchos ejemplos la razón del éxito, no sólo de un árbol, sino de un bosque. Es un libro que vale la pena leer más de una vez.

The Hunger Games de Suzanne Collins: El libro es bueno, no más. Hay momentos muy interesantes, pero le faltó sangre y le sobró miel.

Trilogía de la Fundación de Isaac Asimov: Por mucho este fue el libro que más me gustó este año. Ni duda cabe que desde la aparición del Mulo en la trama la historia te engancha en serio. Todo verdadero geek debe leer este libro.

Travesuras de la Niña Mala de Mario Vargas Llosa: Fue mi regreso a la literatura hispanoamericana y el primer libro que leí de Mario Vargas Llosa. Un libro cursi que tiene de todo. Es ese tipo de libro que te hace pensar “ojalá hubiese leído este libro en la secundaria”.

Leeré más en 2014

Aunque seguramente tendré menos tiempo libre en este año, trataré (nuevamente) de alcanzar la meta de leer más de veinte libros (y resumir al menos la mitad). Experimentaré leyendo dos al mismo tiempo, uno en inglés: The Lord of the Rings y otro en español: Ernesto Guevara, también conocido como el Che.

En 2013, vergonzosa y tristemente, dejé muchas lecturas a la mitad, espero corregir esa mala costumbre y leer con más seriedad. De la misma forma espero gastar menos tiempo en lecturas poco provechosas. Que así sea.