La Fundación de Asimov

Aquí les va un mini-resumen de La Fundación de Isaac Asimov, el comienzo de la saga de la Fundación también llamada Ciclo de Trántor, para muchos geeks la saga de ciencia ficción más importante de todos los tiempos.

Para los que de golpe no sepan quién es Asimov les va una pista: “Es el autor de los relatos que inspiraron la película I Robot”. En fin…

Los Psicohistoriadores

Términus: fue el planeta elegido por Hari Seldon para establecer su Fundación, para Gaal Dornick era extraña esta decisión, pero Seldon ya sabía qué onda con su negocio, la psicohistoria le había mostrado de antemano que su Fundación era el inicio del Segundo Imperio, pero los agentes del Imperio Galáctico habían emprendido una campaña en contra de él ¿problema? no del todo, eso también lo sabía el Dr. Seldon, sabía del juicio que se llevaría a cabo en su contra y tenía todo calculado para que el Comité de Trántor exiliara a su equipo al otro lado de la galaxia, a la Periferia, con el único fin de establecer La Fundación

Los Enciclopedistas

Habían pasado cincuenta años desde que la Fundación había sido establecida, Salvor Hardin era la figura política relevante de ese entonces, pero joder, Hardin no simpatizaba con la Junta de Administradores de la Fundación, encabezada por Lewis Pirenne. La cosa era seria para Términus, pues Anacreonte, uno de los cuatro grandes planetas bárbaros y poderosos que rodeaban a Términus quería establecer una base militar en el planeta, idea “inconcebible” tanto por Hardin como por la Junta, la diferencia era que Hardin defendía a la Fundación como un pueblo y sabía que el lejano Imperio Galáctico no haría mucho para defender Términus en cambio los Enclopedistas defendían a la Fundación como una “Comunidad Científica” y creían que el Imperio Galáctico se quemaría las manos por ellos.

Sin embargo, Hardin tenía un as bajo la manga, y lo sacó el día en que Anselm haut Rodric emisario de Anacreonte visitó el planeta. En un acto de verdadero maquiavelismo e ingeniería social, Hardin confirmaría algo que ya sospechaba: Anacreonte no conocía la energía nuclear y mejor aún, le hizo saber que Términus si. La siguiente visita que recibiría Términus sería de un canciller del Imperio Galáctico, lord Dorwin, un tipo que no pronunciaba la “erre” y que antes de su partida le aseguró a la Junta la protección del Imperio. Sin embargo eso no impidió que el rey de Anacreonte enviara un ultimátum a la Fundación, ultimátum que destripado por la lógica simbólica decía: “Dennos lo que queremos antes de una semana, o lo cogeremos por la fuerza”, la situación estaba picuda. Tan seria era la cosa que la Junta incluyó a Hardin en una reunión de emergencia, fue allí donde Hardin dijo una de las frases más contundentes en la historia de la Fundación:

La violencia es el último recurso de los incompetentes

y es que entre los planes de Hardin no entraba responder militarmente al ataque de Anacreonte, pero según el mismo, tampoco habría de ponerles una alfombra roja.

Muchas de las cosas se aclararían cuando la Cámara del Tiempo con el mensaje de Hari Seldon fuese abierta: “¡Para empezar, la Fundación de la Enciclopedia es un fraude, y siempre lo ha sido! […] De ahora en adelante, y durante los siglos venideros, el camino que tendrán que seguir será inevitable. Se verán enfrentados a una serie de crisis, empezando por esta en la que se encuentran inmersos ahora, y en cada uno de los casos, su libertad de acción estará restringida de tal modo que se verán obligados a tomar un camino, y sólo uno. […] Pero, sea cual sea el tortuoso curso que su futura historia parezca adoptar, recuerden siempre a sus descendientes que el camino ya ha sido trazado, ¡y que en su otro extremo hay un Imperio nuevo y más glorioso!”

Hardin tenía toda la razón y con ayuda de Yohan Lee se apoderó del destino de la Fundación.

Los Alcaldes

Treinta años hacía que Hari Seldon había aparecido en la Cámara y Salvor Hardin seguía siendo el alcalde de Términus, en ese lejano entonces se había hecho del poder a través de un golpe de Estado, Yohan Lee seguía siendo su mano derecha. Pero como era de suponerse otros aires se respiraban en la Fundación: Sef Semark con su Partido Activista era uno de los nuevos personajes que aparecía en escena, su objetivo: defenderse de la amenazante Anacreonte ¿cómo? A través de una guerra.

Pero no sólo en Términus se tejían asuntos extraños, también en Anacreonte. Poly Verisof estaba de visita en la Fundación, más precisamente estaba de visita con el alcalde Hardin, Verisof era el sacerdote de una falsa religión creada por Hardin y de hecho era uno de sus puntos de referencia, sabía que las cosas estaban color de hormiga en Anacreonte y eso mismo era lo que quería informar a Hardin. El regente Wienis y tío del joven rey Leopold se moría de ganas por atacar la Fundación, pero el punto principal era en realidad un viejo crucero del Imperio Galáctico, un gigantesco y poderoso crucero capaz de destruir a la mismísima Fundación, aunque lo más extraño de todo era que la Fundación repararía, por órdenes de Hardin, este crucero para Anacreonte. Eso aunado a la situación política de la Fundación hacían pensar al alcalde Salvor en una segunda crisis Seldon.

Mientras tanto en Anacreonte Wienis trataba de manipular a Leopold para que una vez siendo coronado al cumplir su mayoría de edad atacara la Fundación. Leopold estaba casi convencido, aunque había algo que le daba miedo, atacar a la Fundación iba en contra del Espíritu Galáctico. Wienis entonces le convenció, o al menos trató de hacerlo, de la farsa que le tejía Verisof con respecto al Espirítu Galáctico. Pero ¿qué sucedía en Términus? El Partido Activista y sus miembros se enteraban de la reparación del crucero imperial y de la partida de Hardin a Anacreonte para el cumpleaños y coronación del rey Leopold, los hechos parecían encajar, Hardin los había traicionado.

Antes de partir Hardin dejó órdenes explícitas a Yohan Lee: “Anunciará usted, de forma oficial, que el próximo 14 de marzo Hari Seldon volverá a aparecer con un mensaje de la máxima importancia sobre la crisis, que para entonces se habrá resuelto satisfactoriamente”. Días después el alcalde Salvor estaba en la coronación del rey Leopold cuando le abordó Wienis, quien lo llevó a uno de sus aposentos privados donde le comunicó sus planes para destruir la Fundación con el mismo crucero que allí se había reparado, no era precisamente una declaración de guerra, la guerra simplemente iniciaría… Pero otra vez Hardin tenía un as bajo la manga: la fraudulenta religión que había formado alrededor de la energía nuclear le permitiría controlar a los sacerdotes que se declararían en huelga y lo mejor de todo, el crucero estaba bajo su control, un repetidor de hiperhondas era su arma escondida.

La Cámara del Tiempo estaba a reventar: “Si la segunda crisis se ha superado de manera satisfactoria, deben estar aquí; no hay alternativa. Y si no están, es que la segunda crisis ha sido demasiado para ustedes.Dudo mucho que sea así, mis cálculos arrojan un noventa y ocho por ciento de probabildades de que no se produzcan desvíos significativos con respecto al plan en los primeros ochenta años […] A estas alturas se habrán hecho con el control de los reinos bárbaros que rodean la Fundación […] la Fundación se encuentra solo al comienzo del camino que conduce al Segundo Imperio.”

Los Comerciantes

Ha mucho que la Fundación se había hecho del poder con una religión falsa, las patrañas del Espíritu Galáctico y esas cosas, ahora los comerciantes eran los cabecillas de la pirámide.

Eskel Gorov había sido atrapado en Askone, cosas del destino, en ese momento Limmar Ponyets se encontraba cerca, su deber era rescatar a alguien que no sólo era parte del gremio, era también ¡un agente de la Fundación! Eso era un poco molesto para Ponyets, pues además de estar retrasado con la cuota su mercancía se podría en la nave. La primera cita que tuvo con el “gran maestre” había sido díficil, pero encontró su punto débil, el gran maestre era una víctima de la mojigatería religiosa. Además de eso era un sujeto bien ambicioso, le gustaba el oro, y con un transmutador nuclear le lavaron la cara convirtiendo una pequeña pieza de hierro en el precioso metal; pero el no fue la única víctima, también lo fue Pherl, uno de los consejeros del gran maestre.

Pherl compró el transmutador de Ponyets, luego de eso Gorov fue liberado. Y no sólo eso. Ponyets también logró venderle toda la mercancía de su nave a Pherl, a cambio de estaño, tanto como el que pudiese caber en su nave, todo un timo. Y es que para la mala fortuna de Pherl ser grabado haciendo uso de un transmutador nuclear era un crimen castigado con pena capital.

Los Príncipes Comerciantes

Por primera vez  la Fundación se enfrentaba a alguien que poseía armas nucleares, la cosa iba en serio, se habían perdido tres naves mercantes en la República Korelliana. Eso era lo que Jorane Sutt le decía a Hober Mallow un maestro comerciante nacido en Smyrno pero educado en la Fundación. Jorane además le encargaba a Mallow ir a Korell y averiguar qué estaba sucediendo. Pero Mallow no iría solo, Jaim Twer le acompañaría.

Así fue como Mallow zarpó en la Estrella Lejana a Korell, donde el ambiente era hostil. En ese ambiente se presentó en la Estrella Lejana una situación igual de hostil que la que le rodeaba, un misionero de la Fundación perseguido por naves Korellianas estaba dentro de la nave ¿Qué hacer? ¿Defender al misionero y luchar contra las naves Korellianas? ¿Dejar a su suerte al Reverendo Parma? Para un hombre maquiavélico como Mallow la segunda opción era la más viable, al fin y al cabo, la presencia de un misionero en Korell iba en contra de sus leyes y de la misma Fundación.

Después del incidente el comodoro Asper invitó a Hober Mallow a comparecer a su augustísima presencia. El comodoro no quería saber nada de comercio, temía que después de un tiempo se impusiera la falsa religión como sucedió en Askone, pero Mallow le volteó la tortilla, al fin y al cabo lo que el quería era vender sus cacharritos nucleares. En una de sus demostraciones Mallow pudo ver lo que andaba buscando, los guardaespaldas del comodoro tenían armas nucleares y lo más importante, armas nucleares con el escudo del Imperio, que aún seguía existiendo y estaba emergiendo de nuevo, hacia la Periferia.

Mallow envió el informe de lo que vio con uno de sus hombres, mientras tanto él se quedó investigando un poco más acerca de la energía nuclear en esos lares. Pronto regresó a la Fundación, pero no era el mismo, su posición como comerciante le había dado muchas ventajas económicas. Ahora pensaba no sólo en dinero también en política. Ankor Jael le ayudaría, eso sí, las cosas no eran sencillas, Jorane Sutt estaba en su contra y sabía del incidente del misionero de Korell pues Twer trabajaba para él.

Sutt llevó a Mallow a juicio, y cuando parecía que estaba perdido por entregar a un misionero de la Fundación a la muerte, dio el golpe maestro: mostró que todo era un sucio complot emprendido por Sutt y Twer. Además de la pantomima de un falso misionero. Mallow se convirtió en un héroe. Y dio paso a una nueva etapa en la Fundación, las conquistas espirituales habían quedado atrás, ahora el control económico era su nueva arma, misma que utilizó cuando Korell les declaró la guerra… no hace falta aclarar que Korell se rindió incondicionalmente y… Hober Mallow pasó a ocupar un puesto junto a Hari Seldon y Salvor Hardin en el corazón de los ciudadanos de la Fundación.

Frases

A continuación anexo algunas de las frases que me gustaron:

  • “Un desintegrador nuclear es una buena arma, pero puede apuntar en los dos sentidos”. Atribuida a Hardin y utilizada por Mallow antes de ejecutar su plan maestro en su juicio

  • “…este imperio, aunque debilitado y decadente, continúa siendo incomparablemente poderoso”.

    Dicho por Hari Seldon la segunda vez que se abrió la Cámara del Tiempo.

Esta segunda cita me recuerda la situación actual de los Estados Unidos, a pesar de lo que mucha gente dice acerca de China como la nueva potencia mundial, en mi humilde opinión personal tendría que suceder un evento excepcional (léase una guerra) para que caiga el imperio gringo. China debe esperar, e incluso quien sabe si le toque ser la gran potencia después de eso.

Si tienen una lana extra anímense a comprar el libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s